viernes, 25 de abril de 2008

UN DÍA DE PELÍCULA

Puntos:

Había una vez un chico llamado Tomás que paseaba con su bicicleta y de repente se encontró con un castillo abandonado y el travieso quiso saber que había adentro. Cuando entro era como un cementerio lleno de lapidas con los nombres de sus mejores amigos y eso solo era el patio. Cuando quiso entrar golpeo de una manija grande con forma de circulo. La puerta se abrió sola y adentro de un cajón había un hombre muerto con cuchillos y estacas clavadas en el corazón.
De repente un rayo iluminó el cajón y el hombre en un esqueleto. El niño se asusto tanto que subió las escaleras y se encontró con una habitación vacía. Lo único que había era un libro abierto lleno de polvo y telarañas de forma que no se veía lo que decía el libro. Tomás sopló el polvo y el libro tenía unas manchas de sangre que tapaban toda la hoja. de a poco fueron apareciendo las letras. Cuando apareció la segunda letra, escuchó un ruido y se fue corriendo hacia la otra habitación donde había un esqueleto ahorcado con el cordón de la zapatilla y cadenas oxidadas, apenas cuando lo vio Tomas se desmayó. Cuando se despertó lo estaban intentando trasladarlo al cementerio. Apenas vio semejante disparate salió corriendo hacia su casa pero a mitad de camino despertó de su sueño gritando pero no estaban sus padres entonces salió de su casa con su bicicleta buscando a sus padres. Y se encontró con el castillo abandonado otra vez. Pero esta vez estaba vacío, nada más que estaba el libro lleno de sangre el corrió toda la sangre y decía donde estaban sus padres. El agarró el libro y en su bicicleta fue andando hasta el cementerio Alemán hasta el nombre Maribel 1867 –2008 y Juan 1866 – 2008 al lado de las lápidas habían dos cajones con sus padres adentro, vivos pero desmayados. Tomas ato los cajones a la bici y los llevó a su casa de repente el cajón de su madre se movió y tomas quiso abrirlo para ver que sucedía, cuando lo abrió el cajón estaba vacío no estaba su madre, entonces corrió a la cocina de su casa y se encontró con una carta que decía que su madre se había ido a la casa de la abuela de Tomas, pero como el se aburre allá, entonces no lo llevó. y que su padre se fue con sus hermanos a comprar unas cosas para la nueva casa de su hermano Gastón.
Todo fue una exageración de Tomas .

Fabiana b.Sol m.,Marianella l.

¡¡¡QUE HISTORIA!!!. El trabajo es publicado para que entre todos podamos leerlo y opinar sobre el tipo de historia, sus faltas de ortografía, puntuación, etc. ¡¡¡FELICITACIONES!!!

0 comentarios: